Formando escritores desde finales
del siglo XX

para la literatura del siglo XXI

Aula virtual Contáctanos
Si te ha gustado comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

El antihéroe

 

“Sintió que un gran temor le invadía, como se estuviese esperando una sentencia que ya había previsto hacia tiempo pero que no deseaba oír. Un irresistible deseo de descansar y quedarse a vivir en Rivendel junto a Bilbo le tomó el corazón. Al fin habló haciendo un esfuerzo y oyó sorprendido sus propias palabras, como si algún otro estuviera sirviéndose de su vocecita.
-Yo llevaré el Anillo –dijo-, aunque no sé como.”
El señor de los anillos. J.R.R. Tolkien

En la literatura y el cine un antihéroe hace referencia a un personaje de ficción que tiene algunas características que son anti-éticas comparadas con las del héroe tradicional, las del héroe mítico o las del épico.

Para el héroe tradicional, la cobardía, las argucias, el engaño o la mentira no tendrían lugar entre sus maniobras para conseguir un fin. En el antihéroe sí.
Un antihéroe generalmente realizará actos que son juzgados "heroicos", pero lo hará con métodos o intenciones que no lo son tanto. El uso actual de la palabra es muy reciente en la cultura actual y de alguna manera está ha cambiado para llegar a nuestros días.

El significado original, de la palabra, es el de un protagonista que es ineficaz y desgraciado, en vez de ser resuelto y determinado, pero que sus motivos son buenos y justos. Hay algunas pocos ejemplos en que el antihéroe ha venido a referirse al protagonista de una obra cuyas acciones o motivos son malvados o cuestionables, además de sus habilidades, pero al final conseguía un buen fin (me refiero a obras de género humorístico).

Así, el antihéroe puede ser torpe, antisocial, enajenado, cruel, desagradable, pasivo, lamentable, obtuso, o simplemente ordinario. Cuando el antihéroe es el personaje principal en una obra de ficción la obra frecuentemente lidiará con el efecto que su protagonista imprime en el resto del reparto.
En otras palabras, un antihéroe, es un protagonista que vive por la guía de su propia brújula moral, esforzándose para definir y construir sus propios valores opuestos a aquellos reconocidos por la sociedad en la que vive.

 

escrituracreativa.net , aprender a escribir, taller literario, talleres literarios Barcelona, taller literatura Barcelona, como escribir un libro, taller escritura Barcelona, escritura creativa, creación literaria, como aprender a escribir, escuela escritores

Si te ha gustado comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

No hay comentarios

Agregar comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Escritura creativa.net pasaría la prueba de Stephen Fry gracias al almacenamiento en caché de WP Super Cache