Formando escritores desde finales
del siglo XX

para la literatura del siglo XXI

Aula virtual Contáctanos
Si te ha gustado comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

El héroe fantástico

 

“Desde los pórticos, la música se hace más alta y compleja cuando los esclavos, especialmente instruidos y sometidos a una intervención quirúrgica para cantar una única nota perfecta, son estimulados a un esfuerzo más apasionado. Hasta el joven emperador se emociona ante la siniestra armonía de la canción, que poco se parece a nada de lo emitido hasta ahora por la garganta humana. ¿Por qué ha de producir su dolor una belleza tan espléndida?, se pregunta ¿O es que toda belleza se crea mediante el dolor? ¿Es éste el secreto del gran arte, tanto en Melniboné como entre los humanos?”
Elric de Melniboné. Michael Moorcock

 

Con este arquetipo tan especial hay que tener mucho cuidado para poder distinguirlo de los otros arquetipos de héroe que se crean en un contexto fantástico.
El héroe fantástico, como tal, se distingue del resto de arquetipos por su relación con el entorno en que habita. Para poder distinguirlo lo hacemos buscando dos cualidades exclusivas de este arquetipo:

1-El héroe fantástico, es un personaje redondo, con su propia psicología y sumido en sus conflictos personales que se rodea de personajes que no lo son. Todos los personajes que lo rodean son seres planos con una única función. Ejemplo: en el mago de Oz, distinguimos a Dorothy porque ella tiene personalidad, mientras que el león, el espantapájaros y el hombre de hojalata, no lo son. No tienen una personalidad, solo un objetivo y una característica. El león es cobarde, el espantapájaros no tiene cabeza, etc...

2-El héroe fantástico, es representativo del mundo que lo rodea. Ejemplo: En el mago de Oz, Dorothy es una niña, para un mundo fantástico creado para niños. Si Dorothy no fuera una niña, no tendría problemas para cumplir su misión. En otro ejemplo completamente contrario, Robocop, es un representante de la ley, en un mundo sin ley, cruel y despiadado. Pensad que si utilizáramos otros roles para este mundo fantástico en concreto, todo la historia perdería su significado.
Cuando creamos un héroe fantástico, lo hacemos pensando que debe cumplir una doble función. La primera es que como todo héroe nos sumergirá en una historia o en un conflicto que nos intentara contar un valor universal. Esta función es común a todo tipo de héroes. Pero la segunda función consistirá en mostrarnos el mundo tan especial que lo rodea.
En la creación de los mundos fantásticos, y como tal de la fantasía, nos podemos permitir caer en el tópico con los seres que rodean al protagonista. La chica en peligro, el ladrón bueno, el mago sabio, son tipos de secundarios perfectamente validos para el mundo de fantasía que cualquier lector de este género, no solo reconocerá, sino que además espera encontrar como indicador de este género.

escrituracreativa.net , aprender a escribir, taller literario, talleres literarios Barcelona, taller literatura Barcelona, como escribir un libro, taller escritura Barcelona, escritura creativa, creación literaria, como aprender a escribir, escuela escritores

Si te ha gustado comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

No hay comentarios

Agregar comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Escritura creativa.net pasaría la prueba de Stephen Fry gracias al almacenamiento en caché de WP Super Cache