Fahrenheit 451 – Ray Bradbury

Por suerte gente rara como ella aparece pocas veces. Los curamos casi siempre en estado larval. No es posible construir una casa sin clavos ni maderas. Si no quieres que se construya una casa, esconde los clavos y la madera. Si no quieres que un hombre sea pol铆ticamente desgraciado, no lo preocupes mostr谩ndole dos aspectos …

Fahrenheit 451 – Ray Bradbury Leer m谩s »